martes, 6 de enero de 2015

Comienza de un año nuevo, y como cada año tengo mis propósitos para mi y mi música.

Quiero experimentar más libertad, creatividad y pasión que nunca en mis sesiones de música de estudio. Y perder algún kilo de mas

Pero cada año nuestros estudios, (así como nuestro cuerpo), son hinchados con cosas que no necesitamos y que ademas nos entretienen y nos impiden crear música que es lo que verdaderamente importa.

Creo que es hora de hacer una desintoxicación.

Lo primero que voy a hacer es apuntarme a un gimnasio, lo segundo es hacer limpieza en el estudio.
La idea es eliminar del cuerpo toda esa grasa acumulada durante este año, y del estudio todo aquello que no me deje concentrarme en lo que realmente importa: la creación.
Así que durante los próximos días, cualquier aparato o Plugin que no use va a pasar a mejor vida.

Creo firmemente que la clave para conseguir buenas grabaciones y mezclas es limitar simplemente sus opciones y elecciones en el estudio. Esto le permite centrarse en lo realmente importante: la canción.

Tengo demasiados Plugins

Siempre hay algún sinte o efecto nuevo que deseamos probar y al final aunque no lo usemos siempre acaba arrojado a esa larga lista de plugins. Demasiados plugins nos hacen perder tiempo en buscar y decidir.

Es cierto que cada EQ y compresor suena diferente, y hay muchos pero el 95% de las veces que voy a utilizar las mismos. Entonces, ¿por que perder tiempo en tomar esa decisión una y otra vez?

Los 5 Plugins que realmente necesito:

Necesito un ecualizador, un compresor, un reverb, un delay, y un plugin de saturación / distorsión. Eso es todo.

Si desinstalo todo meno esos 5 plugins, estaría conseguido el objetivo. Probablemente consiga ademas mejores mezclas de esta manera que con los los 60 plugins que actualmente tengo en mi sistema.

La EQ y compresión son las grandes herramientas eléctricas. Con esto algo de volumen y panorámica el 85% del camino de la mezcla está hecho. Eso es todo.

Reverb y delay no son del todo necesarios, pero pueden ser muy útiles para dar sus pistas un poco de espacio creativo y profundidad. Aunque en es estudio suelo tirar la mayor parte de reverb hardware.

Y, por último, los plugin de distorsión o saturación son una gran arma secreta, ya que pueden añadir armónicos agradables a sus pistas. Este contenido armónico es lo que ayuda a las pistas digitales tienen un poco más de la vida. Es una cosa sutil, pero es bueno.

Y eso es todo. A trabajar !!!!


0 comentarios:

Publicar un comentario